Devoir de vigilance des multinationales: un pas de plus vers l'adoption définitive de la loi - CIDSE

Devoir de vigilance des multinationales: un pas de plus vers l'adoption définitive de la loi

Le 29 de noviembre de 2016, les députés ont adopté en nouvelle lecture, la proposition de loi sur le devoir de vigilance des sociétés mères et entreprises donneuses d'ordre. Si la société civile espérait une loi plus ambitieuse, ce texte - qui a connu un parcours législatif mouvementé depuis trois ans - représente une avancée importante face à l'impunité des multinationales en termes de respect des droits humains et de l'environnement. Nos organizaciones saluent cette nouvelle version du texte et appellent le gouvernement à garantir son adopción définitive avant la fin de la mandature.

Vea a continuación el comunicado de prensa en inglés de ECCJ.

Les députés, et le gouvernement, ont réaffirmé l'objectif central de ce texte: créer une obligación pour les grandes entreprises de réaliser un plan de vigilancia permettant d'identifier et de prévenir les risques liés à leurs activités, tout au long de leur chaîne d'approvisionnement. Leur responsabilité pourra également être engagée en cas d'absence of plan, d'insuffisance of celui-ci ou de défaut dans sa mise en œuvre.

Cette dernière version apporte par ailleurs des éléments nouveaux:

- Le contenu du plan de vigilance est précisé [1]. Un décret d'application pourrait venir compléter ces mesures et préciser les modalités d'élaboration et de publishing du plan de vigilancia. Nous nous satisfaisons que la loi puisse être eficaz dès son adopción, même en l'absence de ce décret.

- Par ailleurs, les Parties prenantes de l'entreprise telles que les organisation syndicales représentatives ou les association pourront être associées à l'élaboration du plan de vigilance.

- Enfin, les députés ont augmenté le plafond de l'amende en cas de dommages liés à un défaut de plan ou de sa mise en œuvre. Le montant de celle-ci est dorénavant plafonné à 30 millones de euros, une somme qui reste cependant symbolique en relación con el gasfre d'affaires des sociétés qui seront soumises à cette loi. [2]

Toutefois, nos organisation rappellent les limites de cette proposition de loi: elle ne concernne qu'une centaine de grands groupes, ne comporte pas véritablement de disposition visant à faciliter l'accès à la justice pour les victimes - la charge de la preuve pèse toujours sur la victime et non sur la société -; enfin, le régime de responsabilité de la société est limité.

Cette loi constituye néanmoins un premier pas indéniable. Nuestras organizaciones no se movilizan y se movilizan para obtener un buen gobierno para el envío de mensajes de texto, así como para examinar el estado y el estado y la capacidad de decisión adoptados a la vanguardia del mandato.

***

Deber corporativo de vigilancia: otro paso adelante hacia la adopción de la ley francesa

En noviembre de 29, los miembros franceses de la Asamblea Nacional (cámara baja del Parlamento francés) adoptaron en una nueva lectura el proyecto de ley sobre el deber de vigilancia para las empresas matrices y subcontratistas.

Incluso si la sociedad civil francesa esperaba un texto más ambicioso, el proyecto de ley sigue representando un importante paso adelante en la lucha contra la impunidad corporativa por los derechos humanos y los abusos ambientales.

La ECCJ se une a las organizaciones de la sociedad civil francesa para dar la bienvenida a la nueva versión del proyecto de ley y pedir al gobierno francés que lo incluya en la agenda del Senado lo antes posible, para asegurar su adopción final antes de que finalice su mandato.

Los parlamentarios franceses, junto con el Gobierno francés, han reafirmado el objetivo central del proyecto de ley: obligar a las grandes empresas a llevar a cabo un plan de vigilancia para identificar y prevenir los riesgos asociados con sus actividades, a lo largo de sus cadenas de suministro. Esto significa que la responsabilidad se aplicaría cuando las empresas incumplan sus obligaciones, incluida la presencia de fallas en el plan y su implementación, o la ausencia de un plan.

Mientras se restablece el espíritu del texto votado en primera y segunda lectura en la Asamblea Nacional, la versión actual trae nuevos elementos.
• Se especifica el contenido del plan de diligencia debida que establecerá la empresa matriz o las empresas subcontratistas [1]. Un decreto opcional adicional podría complementar estas medidas en el futuro y especificar formas de redactar y publicar el plan de vigilancia. Hasta entonces, acogemos con beneplácito la decisión de los legisladores de hacer que el proyecto de ley sea ejecutable inmediatamente después de su adopción.
• Otro elemento nuevo es que los grupos de interés de una empresa, como representantes sindicales o grupos de la sociedad civil, podrían participar en el desarrollo del plan de vigilancia.
• Los parlamentarios han aumentado la multa máxima en caso de daños por falta de publicación o implementación de un plan. La multa ahora está limitada a 30 millones de euros. Aunque alto, el monto no es una suma significativa en comparación con la facturación de las grandes empresas cubiertas por la ley [2].

Por innovador que sea, el proyecto de ley todavía tiene sus limitaciones. Solo afecta a unos 100 grupos empresariales importantes, no incluye una disposición sólida destinada a facilitar el acceso a la justicia para las víctimas: la carga de la prueba aún pesa sobre la víctima y el régimen de responsabilidad corporativa es limitado.
A pesar de sus deficiencias, el proyecto de ley sigue siendo un innegable primer paso adelante. Nuestras organizaciones ahora están pidiendo al Gobierno francés que revise el texto del Senado en 2016 y que adopte el proyecto de ley antes de que finalice el mandato.

[1] El plan debe contener elementos tales como un mapeo de riesgos, incluyendo identificación, análisis y clasificación de riesgos; o procedimientos para una evaluación regular de sus subsidiarias, subcontratistas y proveedores. También se integra un mecanismo para monitorear las medidas preventivas vigentes y evaluar su efectividad.
[2] La multa máxima no suma más del 0.1% de la facturación anual de las empresas en cuestión.

 

Comparte este contenido en las redes sociales
Asegurado por miniOrange