Gira de obispos en Guatemala - CIDSE
"Comunidad en resistencia"

Tour de obispos en Guatemala

A menudo, uno debe viajar lejos para vislumbrar realmente por qué vale la pena trabajar por la justicia global. No es suficiente subir a un avión a algún lugar, hay que seguir para llegar a las personas con las que apoyamos y trabajamos.

Las malas carreteras y el terreno difícil son la norma, así que imagina la sorpresa cuando, a medida que te acerques a la organización asociada, la carretera se convierta en una carretera perfecta y de nueva construcción, aunque estés lejos de las ciudades más grandes, en el campo de Guatemala . Así es como sabe que se está acercando a personas amenazadas por proyectos industriales o plantaciones de monocultivos masivos, ya que los caminos conducen directamente a minas a cielo abierto o proyectos agrícolas que se están multiplicando en todo el país.

"Comunidad en resistencia"Los últimos pasos en el camino a las aldeas alrededor de la mina La Puya dejamos nuestro autobús y debemos caminar, pasando las unidades policiales y las barricadas, para llegar a la Comunidad en Resistencia. Allí, hoy, compartiremos la comunión en una misa celebrada en una carpa abierta cerca de la mina. Cientos de aldeanos nos esperan, junto con sacerdotes de la región, y nosotros, una delegación de CIDSE con obispos y sacerdotes de España, Suiza, Bélgica e Irlanda, así como expertos de las organizaciones católicas de desarrollo Trócaire, Fastenopfer, Broederlijk Delen y Manos Unidas. celebrará con ellos hoy. Una misa de solidaridad, ya que la minería aquí ocurre sin la participación de la comunidad local, en una licencia otorgada por el gobierno central en violación de las regulaciones internacionales y los principios democráticos básicos. Las únicas instituciones estatales que brindan servicios a las comunidades locales son la policía y el ejército, respaldadas por la seguridad de la empresa. Exmingua (Extracciones Mineras de Guatemala) que encontramos. No están para ayudar a los lugareños, sino para asegurarse de que los eventos del 23 de mayo de 2014 no se repitan. Luego, los lugareños bloquearon la calle, exigiendo ser escuchados, exigiendo una revisión de la mina ya que los expertos habían encontrado arsénico venenoso en el agua proveniente de la mina. El 23 de mayo de 2014, la policía militar ahuyentó violentamente a las personas que protestaban. Además de las lesiones físicas, se les hizo un corte profundo en el alma. Nadie los protege. Lo que piden es que se ponga fin a la venta de sus tierras por parte del Estado a las corporaciones transnacionales para satisfacer el hambre de sus recursos naturales: oro, plata, minerales, petróleo, gas… No hay un solo ejemplo de mina que han beneficiado a la población local en Guatemala. Las ganancias van a otros, lejos, y los agricultores pierden sus tierras. A menudo sin compensación.

El campamento en la PuyaLos medios de comunicación, los periódicos gritan que activistas, comunistas, terroristas se oponen al desarrollo del país. Sin embargo, en La Puya, esos "activistas" son la comunidad católica local. En la región de Quiché, los que sufren el acaparamiento de tierras son los mayas, los ixil. Tampoco es la primera vez que sufren. En los 80, fueron el objetivo de una campaña militar de tácticas de tierra arrasada, genocidio y desplazamiento. Los testigos me contaron, durante horas, los detalles de las masacres de sus familias, sus vecinos, cómo los niños ixil fueron separados de sus padres, transmitidos por los militares para ser vendidos a los Estados Unidos y Europa, o incluso a los comerciantes de órganos. La única forma en que podía hacer frente a las historias contadas era ver en los rostros de las personas que les contaban lo importante que era para ellos ser escuchados.

Monseñor. Jousten abraza a un aldeano afligidoEn el pueblo de Cobán, en las paredes cuelgan imágenes de los asesinados, y por cada aldeano "desaparecido", una cruz. Las lágrimas fluyen, obispos, sacerdotes y familias victimizadas se abrazan. Pero en lugar de aceptar que sucedió este genocidio, el gobierno continúa ignorando tanto las sentencias legales como la eterna fila de testigos. La gente no recibe compensación por su sufrimiento, sino que el genocidio continúa en forma de eliminación de derechos, a través de la violencia en la causa del "desarrollo" a través de la minería y el monocultivo para la exportación - exportación para llenar nuestros automóviles con biocombustible de aceite de palma y Caña de azúcar.

Celebramos una misa con el pueblo ixil, en su idioma, uno de los nueve idiomas que se hablan en la diócesis de Quiché. obispo Rosolino Bianchetti ha estudiado el idioma y dice misa en Ixil y español frente a la 500 que asiste a misa en San Juan Cotzal.

Himnos en misaAl mismo tiempo, a más de 9000 kilómetros de distancia, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se reúne en Ginebra. En la agenda: reglas para que las corporaciones respeten los derechos humanos. CIDSE ha reunido declaraciones de testigos de Guatemala y otros países y las transmite a la ONU. El Vaticano se ha pronunciado a favor de un tratado vinculante de la ONU para los estados y las empresas. La tensión aumenta. Hace un tiempo estábamos siguiendo un partido de fútbol con la misma emoción, ahora esperamos el resultado de la votación, hasta que escuchemos de la delegación de CIDSE en Ginebra: ¡Éxito! Los votos de la UE y los EE. UU. Han sido derrotados, la mayoría de los países ha votado para abrir negociaciones sobre normas vinculantes.

Comprar una camiseta solidaria¿Lo notará la gente en Guatemala? ¿Las empresas y los gobiernos respetarán sus derechos y los involucrarán en las decisiones que afecten sus vidas en el futuro? Los expertos son escépticos: los gobiernos y aquellos interesados ​​en statu quo Hará todo lo posible para detener esto. En Guatemala, como en todo el mundo, dependerá de una sociedad civil fortalecida ayudar a las poblaciones marginadas. La UE y sus estados miembros podrían ayudar, si no solo usaran su interés en las materias primas y los recursos como una medida de lo que es correcto, sino que incluyeran su retórica sobre los derechos humanos, en la lucha contra la pobreza en su política real. Es un largo camino desde la capital hasta las regiones afectadas, pero esperamos que los diplomáticos con los que nos reunimos hagan el viaje. Sería un gesto importante y es una oportunidad para que la UE dé un paso hacia la dirección de su política para satisfacer los intereses de los pobres y desposeídos.

La delegaciónLas profundas impresiones del gran trabajo de nuestros socios locales, de los terribles relatos que he escuchado, pero también de la esperanza de un futuro en justicia y paz me conducen de regreso a Bruselas, donde aún queda mucho trabajo por hacer. Trabajo que puede desempeñar un papel pequeño para cambiar las condiciones de las personas a nivel local, en Guatemala, para mejor, tal vez por corporaciones y gobiernos que sigan un mínimo de reglas, y tal vez, con suerte, permitiendo que nuestros socios trabajen sin temor a ser arrestados, hostigados y violencia.

Bernd Nilles

Informe de la gira de los obispos a Guatemala

Más imágenes de la gira de los obispos

Para aprender más sobre nuestra relación con los extractivos:

El Campaña Cuaresmal of Fastenopfer

Comparte este contenido en las redes sociales
Asegurado por miniOrange