Abastecimiento de minerales: ¿Cambiará la legislación de la UE las cosas para las personas en la República Democrática del Congo? - CIDSE

Abastecimiento de minerales: ¿La legislación de la UE cambiará las cosas para las personas en la República Democrática del Congo?

En marzo, la Comisión Europea propuso una legislación que tiene como objetivo evitar que las compras de minerales de las empresas europeas financien conflictos o abusos contra los derechos humanos. Monseñor. Maroy, arzobispo de Bukavu en la República Democrática del Congo (RD Congo), visitó Bruselas y habló sobre si la legislación de la UE puede traer cambios para el bien de la humanidad. (Artículo en EN - FR - DE)

La región oriental del Congo es rica en minerales, incluidos los contenidos en productos que usan millones de europeos todos los días, como teléfonos móviles, computadoras y automóviles. Pero, el Arzobispo enfatizó, junto con la riqueza de los recursos naturales tanto bajo tierra como sobre la tierra, la mayoría de las personas viven en la miseria. Los niños luchan por tener suficiente para comer o para ir a la escuela. Los jóvenes no tienen perspectivas de empleo ni medios de subsistencia. Las mujeres y los hombres suelen estar a merced de las milicias que operan en la zona. Ciertos sitios mineros están bajo el control de las milicias, y su explotación genera ingresos que generan conflictos. 

En respuesta a este contexto en países que enfrentan conflictos o inseguridad, la Comisión ha propuesto un esquema voluntario de autocertificación para compañías que importan minerales procesados ​​y no procesados ​​(estaño, tantalio, tungsteno y oro) en el mercado europeo. ¿Será esto suficiente para garantizar que los bienes vendidos a los ciudadanos europeos no oculten una historia sórdida y violenta para el pueblo del Congo y otros lugares? Monseñor. Maroy destacó dos problemas fundamentales con la propuesta: su enfoque limitado en un segmento de la cadena de producción, así como su naturaleza voluntaria, son insuficientes para lograr un cambio efectivo en el abastecimiento de las empresas hacia minerales producidos de manera responsable.

El esquema de aceptación solo se aplicaría a los importadores europeos de minerales y metales en bruto. Y, sin embargo, para garantizar que los recursos naturales de las zonas de conflicto o de alto riesgo no ingresen a los mercados de la UE, la ley también debería apuntar a fabricantes y empresas que importan productos terminados. A modo de comparación, la legislación introducida en los Estados Unidos en 2010 que exige que las empresas que cotizan en bolsa en los Estados Unidos realicen controles de minerales procedentes de la República Democrática del Congo y países vecinos se aplica a aproximadamente las empresas 6,000.

La propuesta de la UE se aplicaría a un número estimado de empresas 400, dejando de lado a las grandes empresas que fabrican productos de consumo y descuidando la necesidad de que las empresas sean responsables ante los ciudadanos en sus esfuerzos de diligencia debida. Monseñor. Maroy subrayó la necesidad de abordar toda la cadena de producción, desde los que extraen los minerales, incluidos los pequeños mineros artesanales, hasta los que venden los productos finales. Una ley con un enfoque demasiado limitado corre el riesgo de tener poco impacto en la situación de conflicto y en el contrabando que desvía los ingresos fiscales de las arcas del gobierno y deja al pueblo congoleño sin beneficio de los recursos naturales de su país, que en cambio deberían servir al bien común.

Con el carácter voluntario de las medidas, la Comisión confía en los intereses de reputación y el acceso a los mercados de contratación pública como incentivos para los cambios en las prácticas de abastecimiento de las empresas. Monseñor. Maroy señaló que la experiencia en iniciativas voluntarias de la compañía en el este del Congo, como la de la compañía electrónica Philips, muestra las limitaciones de los esfuerzos para lograr un cambio en las cadenas de suministro de cada compañía, en lugar de un sistema integral y uniforme.

La legislación de los Estados Unidos de 2010 entrará en vigencia en mayo de este año. La propuesta de la UE establecería un estándar más bajo que la regulación de los EE. UU., Por lo que no podría generar un impulso global para la convergencia en los estándares que traerían un campo de juego nivelado con empresas con sede fuera de Europa y los Estados Unidos. Esto sería contrario a la reciente legislación de la UE de junio 2013 sobre la transparencia de los pagos de las empresas a los gobiernos en las industrias extractivas y forestales, que coincidió e incluso fortaleció el estándar establecido por los Estados Unidos. El Parlamento Europeo ya solicitó en febrero una medida obligatoria sobre la debida diligencia en minerales de zonas de conflicto.

Los ciudadanos europeos tienen grandes expectativas: una encuesta del Eurobarómetro 2012 mostró que el 87% de ellos está de acuerdo en que la UE debería tratar de garantizar que las empresas privadas cumplan con los estándares sociales y éticos. Solo una legislación sólida que exija que una amplia gama de empresas con sede en la UE lleve a cabo controles en sus cadenas de suministro cumplirá con el 2011 Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanose impacto en la forma en que la mayoría de las empresas europeas obtienen recursos naturales, en beneficio de todos.

Denise Auclair, Asesor de políticas sénior sobre políticas de la UE y empresas y derechos humanos

Monseñor. Maroy participó en un simposio sobre compromiso cristiano para la justicia global, organizado en 13-15 March por Entraide et Fraternité y la Université Catholique de Louvain. La Comisión "Justice et Paix Belgique" fue la anfitriona de las discusiones del arzobispo con los medios de comunicación y la sociedad civil en Bruselas. Este artículo fue publicado por primera vez en EuropeInfos.

L'approvisionnement en minéraux (FR)
Mineraliengewinnung (DE)

Comparte este contenido en las redes sociales
Asegurado por miniOrange